Recetas de mayonesas caseras

by

La mayonesa es una de las salsas más populares, ya que se utiliza acompañando múltiples recetas. Si pensaste en preparar mayonesa aca te vamos a dar unos consejos básicos además de diferentes formas de elaboración de esta popular salsa.

Por ejemplo ¿has probado la mayonesa sin huevos y elaborada con yogur?, ¿sabes cómo se puede arreglar una mayonesa cortada?, ¿o cómo aligerarla para que resulte menos calórica? acá te damos las claves para preparar una mayonesa casera perfecta.

Los ingredientes básicos para elaborar mayonesa casera son: aceite, yemas de huevo, vinagre o limón y sal.

Sin embargo se pueden dar variaciones en su preparación, por ejemplo se puede utilizar cualquier tipo de aceite (girasol, semillas o de oliva de diferentes graduaciones), e incluso se pueden mezclar para darle un toque diferente de sabor.

Se pueden usar los huevos enteros o sólo las yemas, en lugar de vinagre se pude usar zumo de limón e incluso se puede aligerar más con otro líquido.

Existen dos formas de elaboración, que son a mano o con la batidora eléctrica. En cualquier caso, se debe procurar que los huevos y el aceite estén a la misma temperatura (temperatura ambiente siempre).

 

Mayonesa casera

Ingredientes: Para 300 ml.

2 yemas de huevo

1 cucharada de mostaza Dijon

1 cucharada de vinagre de vino blanco

250 ml de aceite de girasol

2 cucharadas de zumo de limón

 

Preparación de la mayonesa casera:

La mayonesa sale muy bien con batidora o robot de cocina, pero hay que hacer al menos 300 ml, ya que en menor cantidad no emulsiona bien.

Ponga las yemas, la mostaza, el vinagre y una pizca de sal en el vaso de la batidora o el robot de cocina.

Gradué la velocidad al mínimo y mezcle los ingredientes.

Con el aparato en marcha, vierta el aceite despacio, en un chorrito regular, hasta que la mayonesa esté espesa y emulsionada. Añada el zumo de limón, mezcla rápidamente y sazone a gusto.

 

Salsas basadas en la mayonesa

-         Mayonesa con ajo: añada 4 dientes de ajo machacados a las yemas y siga los pasos de la receta principal. Es ideal con pescado frío caliente y para mejorar verduras.

-         Salsa tártara: Añada a la mayonesa ya preparada 25 g de pepinillos en vinagre, 25 g de alcaparras escurridas, 2 cucharadas de perejil y otras 2 de perifollo(similar al perejil), y 2 chalotas, todo finamente picado. Es perfecta con pescado frito o a la plancha.

-         Rémoulade: Añada 1 filete de anchoa picadito y dos cucharadas de estragón picado a una salsa tártara. Se sirve con carne fría y con pescado frío o caliente.

-         Mayonesa de trufa: Sustituya 1 cucharada de aceite de girasol por otra de aceite de trufa y añada un poco de trufa rallada a la mayonesa ya terminada. Es ideal con pescado, verduras y platos de carne caliente.

 

Mayonesa casera sin huevo

 

Ingredientes para hacer Mayonesa Sin Huevo:

1/2 vaso de leche entera a temperatura ambiente (si la leche está fría puede cortarse la mayonesa)

1 vaso de aceite (de girasol, de oliva o mitad y mitad)

1 pizca de sal (yo añadí 1/3 de una cucharada pequeña)

1 chorrito de limón

Sal

Preparación de la mayonesa casera sin huevos:

Ponemos la leche a temperatura ambiente en un vaso de batidora junto con una pizca de sal y el zumo de limón. Batiendo con la batidora eléctrica, agregamos a chorro fino el aceite hasta conseguir una salsa tipo mayonesa.

Esta mayonesa la podemos aromatizar con mostaza, curry, pimienta y darle sabores distintos con zumos de frutas o de verduras licuadas.

 

 

“Yogurnesa” o mayonesa casera con yogur:

 

Se puede seguir disfrutando de una mayonesa casera sustituyendo los huevos por yogur.

Ponemos un yogur natural, salpimentamos y lo mezclamos con la batidora. Mientras añadimos aceite de oliva poco a poco hasta que emulsione. Esta salsa es muy suave y resulta deliciosa en pescados y verduras.

 

Precauciones de higiene al elaborar mayonesa casera:

Hay que tomar medidas en cuanto a las intoxicaciones: procurar que no caiga nada de cáscara en la mezcla, desechar los huevos sucios por fuera, elaborarla sólo para utilizarla inmediatamente y en caso de conservarla, hacerlo en un recipiente bien tapado y en el frigorífico.

La AESAN (Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición) proporciona unas recomendaciones para hacer mayonesa casera, normas específicas de higiene y seguridad que debemos tener en cuenta todo el año, como añadir ácidos como el limón o el vinagre, conservar en frío o una adecuada manipulación de los utensilios e ingredientes que vamos a utilizar. Esto ayudará a impedir o retrasar la proliferación de gérmenes que ya contiene el huevo.

 

 Cómo arreglar la mayonesa cortada:

Arreglar la mayonesa cortada es posible, y en todos los métodos hay una regla general, empezar de nuevo y luego agregar la mayonesa cortada.

Si notas en el momento que el huevo y el aceite se han desligado, añade unas gotitas de agua fría y continúa batiendo. Esto solo te dará buen resultado si lo haces apenas notes que se ha cortado.

Si por el contrario, la mayonesa se ha cortado totalmente, prueba con los siguientes métodos y volverás a obtener una exquisita mayonesa casera para disfrutar junto a tu familia.

Coloca otra yema en un bol, bátela y añade de a poco y lentamente la mayonesa cortada, cuidando integrar bien cada vez que agregues otro poco. Si te ha quedado un poco espesa, puedes aligerarla agregando unas gotas de zumo de limón

Colocar una cucharada de agua caliente en un bol y proceder de la misma forma que en el caso anterior. Como aquí no habrás agregado la yema, no te hará falta aligerarla con el zumo de limón.

En un bol tibio vierte una cucharadita de mostaza y una cucharada de mayonesa cortada. Integra bien ambos ingredientes y luego agrega poco a poco el resto de la mayonesa.

Otra forma es tomar un poco de miga de pan, colocarla en un bol y desmenuzarla con ayuda de una cuchara, hasta formar una pasta. A continuación, se va añadiendo la mayonesa cortada de a poco a la vez que batimos.